Ave Crux, spes unica!



Árbol santo, del mismo leño original, artística invención.

Sangre del Señor, savia salvífica brotada de mis hachazos.

Llagas de Dios, fuentes de vida para mis labios resecos de pasión.

Mortaja empapada de Sangre y sudor: destino vital para mis fracasos.

Sepulcro vacío, roca hendida y ángel anunciador: ¡Oh parusía anticipada,

oh liberación!


No hay comentarios: