Psique y Eros en verso libre



Mi lenguaje


Versión histórico-crítica

de la muerte del ruiseñor.



Dice la crónica espuria

que al ruiseñor no fusilaron,

que fue peor la injuria

de sus alas maltratadas

–¡Debe ser como todos!

Unánimes sentenciaron

–Debe olvidar la lujuria

pretensiones trasnochadas

de trinar «sus» epodos,

de entonar «sus» baladas,

de cantar «su» canto,

de vivir sin el manto

que a los hombres viste

de hablar un mismo lenguaje

gris, profundo, triste

mugido torpe del danto.


No debe decir su verbo:

esa será su condena

que no joda ese protervo

subversivo de las masas.

Se atragante con su pena

se cocine en las brasas,

le coma los ojos el cuervo

de la mirada ajena.


Que cante lo que todos cantan

hasta que ronca la garganta

muja la partitura,

alegre la bailanta

del mulo en su locura,

que, esquizofrénico, pretende

no ser él

sino la meadura

de un cuerpo que lo abomina

como escoria en el carel.


Que ni la sabina

le sirva de reparo

cuando el furor abrazante

del fariseo y su orina

meen su descaro

de haber pretendido

ser un «yo»,

de matar el cohibido

temor lacayo

de desnudar el alma,

de burlar el sinedrio,

y con calma

de mil colores ebrio

una a una,

cantar sus notas,

dibujar sus melodías,

remembrar la cuna

de su estilo crío

de mil gaviotas

que en las osadías

de incontables clavadas

sintiendo en el rostro las gotas

del mar, del llanto y del canto

encuentra lo mejor de sí mismo

y crea, crea, crea

aunque a diestra y siniestra

lo amenace el abismo,

lo aterrorice el espanto.



Psique y Eros

No hay comentarios: