Spectantes


Las últimas noticias de casi publico conocimiento nos llevan a plantear una serie de interrogantes que, por su puesto, no esperamos que en lo más mínimo alguien pueda respondernos.


1- ¿Con qué cara festejaron poco ha sus 25 años de “fundación? ¿Acaso el carnaval carioca que armaron en la Finca y en Tirasso podía tapar el humo que de Roma se elevaba?
2- ¿Con qué cara les felicitó Taussig y con qué faz de bigornia los cobija (ba) Aguer?
3- ¿Dónde diantres se van a meter ahora la “gracia fundacional”?


A decir verdad, la cosa está bastante difícil. El IVE ha sabido granjearse no sólo la confianza de los prebostes del Magno, sino los bolsillos y las conciencias de centenares de adictos a la causa. De ambas partes cabe esperar una profunda oposición a la intervención romana.


Por eso no tenemos demasiadas esperanzas en soluciones rápidas. La trapisonda del trapacero Merlín es proverbial.


Me he encontrado con mucha gente, de prestigio académico y profesional en su mayoría, que está dispuesta a torcer la mano en lo referente a los intríngulis del fundador, pero no del Instituto del Verbo Encarnado en sí.


La confianza desenfrenada en su fundador, paulatinamente, se ha ido corriendo hacia las excelencias ontológicas del IVE. Argumentos tales como ¿ustedes se van a hacer cargo de los chicos de los hogares? ¿te vas meter contra una obra de Dios?, destinados todos a confundir el razonamiento para centrar la atención en las periferias del problemón.


No se trata de malograr la obra de Dios, sino de desenmascarar una organización sistemáticamente construida sobre la figura de un delincuente megalómano; de devolver en justa prenda la fama, el honor y la vida de centenares de sujetos que alguna vez pusieron su confianza en un hombre que no era más que eso.


Desenmascarar puede resultar demasiado agresivo para quienes no conocen de cerca la realidad IVE. Pero no hay otro término más afín. El Rev. P. Carlos Buela ha enmascarado durante años un algo que no tiene nombre, o que mejor omito escribir.


¿Qué queda ahora? ¿El regodeo? Nadie, pero nadie piensa jamás en regodearse en y a costa de los males de la Iglesia. Porque en definitiva, la pobre mujer vestida de sol, con la luna de tarima, es la que soporta las humillaciones de sus hijos. Y la que soportó a Buela, y a sus adláteres. Para mal, claro, de su insufrible parto secular.


Queda apresurar el parto. Y rezar para que la sangre que tenga que correr sea ofrecida como víctima propicia en los altares del empíreo.


Nosotros apresuraremos con la plegaria. Con esta plegaria:


Hazme justicia, oh Dios, defiende mi causa contra gente sin piedad, sálvame del hombre traidor y malvado (Ps. 42, 1)

11 comentarios:

Psique y Eros dijo...

Sí, Theseus, el Rey de los ad hominem ha caído. Es hora que la máquina de administrar la fama ajena, que ha sido destruida, comience a devolver a cada uno lo suyo. Ahora muchos blogeros podremos poner nuestro nombre tranquilos y el Monstruo Administrador de la Fama ajena tendrá que abrir una página en wordpress o blogspot o blogger, etc. Bajo el pseudónimo el "Cid Campeador" nombre bajo el cual gustaba iconolatrarse, por lo que ¡atenti blogeros y leedores de bloguers! ¡Cuidado con los "Cid campeadores"! No sean que les pase lo del robledar de Corpes...

Teseo dijo...

Ud, por las duda, no dé su nomre todavía. No sea que el Minotauro salga campeando desta maroma.

Psique y Eros dijo...

Ok, Theseus, esperemos a que se extienda el certificado definitivo de "Mercenario" al Cid, aunque es probable que la máscara siga..."mientras no tengamos rostro..."

Anónimo dijo...

Un día de éstos, habría que referirnos también a las oscuras finanzas kukusas en Nueva York, de la mano de cierto abogado Mancini que tuvo que escapar de la Argentina.

Anónimo dijo...

Ya en su momento, habían designado un delegado o administrador apostólico o interventor, ¿no?; creo que fue el obispo Delgado, ya no recuerdo. Supuestamente, les habían cerrado los seminarios en S. Rafael. ¿Qué pasó con el resultado de esa intervención? ¿Lo mismo que con el "Marshall Committee" que investigó los seminarios en USA, donde nada cambió y todo siguió igual?
¿Ahora será más de lo mismo?

Perpleja

Teseo dijo...

Estimada Perpleja:

esperemos que no, y que el Santo Padre aplique la ley divina de la piedra de molino en el cogote de los escandalizadores.

Por otro lado, la cosa es contra Buela, directamente. Y el IVE, como buena emanación de su mónada bonaerense, se la tiene que ver también con la justicia.

Juanjo dijo...

No estás un poco resentido vos?
Creo que aunque muchas de las cosas que decis son ciertas, faltas a la caridad en la forma que te referís a Buela y toda persona con la que no estás de acuerdo. Son personas igual de pecadoras que todos nosotros, creadas y amadas por Dios. Y creo que te escudas en una sutil soberbia al decir que rogas por ellos, ya que en el blog hablas sos bastante cruel, además de que no das tu identidad, como lo haría un tipo con los cojones bien puestos, de la talla de Antonio Caponnetto, Verdera, Montejano, etc.
Saludos

Juanjo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
ruben.lorenzo dijo...

Theseus, no paras de tirar hiel de tu boca. ¿Tan resentido estás con el IVE? ¿Eras parte de él y te fuiste con alguna mujer? Porque creo que la cosa pasa por ahí. No es culpa del IVE...o sí, en parte. Porque tendría que tener un poco más de cuidado en la selección de sus futuros sacerdotes...aunque Nuestro Señor también tuvo entre sus filas un Judas Iscariote.
Si querés saber cómo festejamos los 26 años del IVE, ya lo imaginarás, con una alegría indescriptible, inentendible para las serpientes...¿Qué hace Mons. Taussig? Se mata de risa con sus scketchs y sabe bien que son una congregación magnífica...¿Cuándo se hará la justicia que pides? Mirá, "los pensamientos de Dios no son nuestros pensamientos, ni sus caminos, los nuestros".
Si estás herido, te recomiendo leer "El camino del perdón", del P. Fuentes. Atte.

Teseo dijo...

Sr. Lorenzo:

a Dios gracias, y creo que deberé aclararlo en lo sucesivo para evitarles a vuestras mercedes pensamientos vanos, NO HE PERTENECIDO A VUESTRO “INSTITUTO”, ni tengo nada que ver con agrupaciones tales.

Soy un pobre laico “en ley”, que no tiene la suerte de poder reírse de los scketchs que ud. menta, sino que más bien comparte la pena de los que lloraron por ellos.

Por lo de su recomendación, la tomaré en cuenta, y trataré de conseguir el librillo de Fuentes. De hecho estoy haciendo un rejunte de “textos memorables del Minotauro”, para tratar de dar en la tecla con el problema que aqueja a vuestras mercedes. Por eso le recomiendo que no deje de visitar este blog, y pueda contribuir, con respeto y altura, a dilucidar el problema, porque, ¿no me va a negar que están en problemas no?

Saludos de un laico bien laico.

T

Anónimo dijo...

El Señor escuchó su plegaria, Theseus, hizo justicia ... en favor del Padre Buela y del IVE. ¿Qué nos queda si no dar infinitas gracias a Dios?
Ahora,usted, tendrá que someterse a un tratamiento psicológico muy serio para curar su mente fabuladora. Ojalá encuentre al profesional competente.