Elogio del fariseísmo



Hay formas y formas de mandar a la m. a alguien. La presente carta del padre Carlos Skertchly al hijo de Maciel, Raúl González Lara, se inscribe en las formas que denominamos “solemnes”. Interesante ejemplo de flagrante fariseísmo. En sucintas líneas, se encarga de transferir la responsabilidad de la Legión sobre los hechos de su fundador al infeliz damnificado, tachándolo implícitamente de “chantajeador”. Parece que el slogan universal “estar unidos a nuestro fundador”, corriente en espiritualidades carnales, corre sólo en la línea de la justificación y encubrimiento de sus tropelías, y no para rectificar los efectos de sus desvaríos genésicos. El damnificado los mangueó, y los “castos Susanos” de la Legión de ninguna manera podía aceptar el “chantaje”. Tengamos en cuenta que el pedido del muchacho corre en la línea de una perfecta lógica de “compensación por los daños sufridos”. Erró en ofrecer el silencio a la mafia. ¡Avivate pibe, con la mafia no se juega! La carta no tiene desperdicio. Yo la pondría a la par de aquella que otrora enviara Travi a Castellani, transcripta en la pag. 642 del ladrillo verde del eximio Randle. A esto llamo yo “mandar a la mismísima mierda con unción”.





Por El Universal 04/03/2010
México.- La misiva fue difundida por la oficina de comunicación de los Legionarios de Cristo, México.

Oficina de comunicación de los Legionarios de Cristo, México
(Anexo: carta del P. Carlos Skertchly al señor Raúl González Lara)

¡Venga tu Reino!

Martes, 12 de enero de 2010

Sr. Raúl González Lara

Presente

Estimado Raúl:

Deseo dejar constancia de nuestro encuentro del pasado día 6 de enero, y de acuerdo con tu solicitud dar una primera respuesta a tus peticiones. Con la intención de ser preciso y formal, he preferido hacerlo por escrito. Confirmo asimismo mi disponibilidad para continuar dialogando contigo.

Ante la imposibilidad de que el P. Álvaro Corcuera viniese a México en estas fechas y se encontrase contigo como era tu deseo, me pidió que, como representante suyo, estuviera a tu disposición, me reuniera contigo y te escuchara.

Nuestra intención, como miembros de la congregación de los Legionarios de Cristo, es hacer cuanto sea posible por conocer la verdad sobre la vida de nuestro fundador, buscar -con caridad evangélica- las mejores soluciones a las complejas situaciones que se están presentando, salir al paso pastoralmente de todas las personas que han sufrido o puedan verse afectadas. Es con este espíritu e intenciones que me he reunido contigo.

En nuestro encuentro del pasado día 6, en la Universidad Anáhuac del Norte, tuvimos oportunidad de conversar por espacio de una hora. Durante este tiempo me referiste algunos aspectos de tu vida relacionados con tu padre a quien identificaste con el P. Marcial Maciel.

Me comunicaste asimismo tus intenciones y la petición que presentas a los superiores de la Legión de Cristo: pides que se te entregue una suma de 6 millones de dólares como cumplimiento de lo que dices fue la voluntad de tu padre, expresada oralmente a ti en una conversación. Además pides otros 20 millones de dólares como compensación por tus sufrimientos.

El día 8 de enero por la tarde recibí tu llamada telefónica en la que confirmaste tu petición afirmando "si Ustedes me dan los 26 millones de dólares, callo la verdad", y pediste una respuesta para el próximo día 13, a más tardar.

En respuesta a tu petición puedo decirte cuanto sigue:

1. Como afirmé en nuestro encuentro y en la llamada telefónica, deseamos comprender tu situación, tratar de hacer luz sobre los aspectos aún oscuros que afrontamos, buscar la verdad, salir al encuentro de las personas, pero no podemos en modo alguno ceder ante la petición de pagar dinero a cambio de silencio. Si bien valoramos todo el dolor y sufrimiento que nos has relatado, y deploramos el mal que pueda seguirse del escándalo, no acogeremos nunca peticiones de este género, que además, son ilícitas. Preferimos buscar y afrontar la verdad por dolorosa que sea.

2. En cumplimiento del encargo que he recibido, referiré al P. Álvaro Corcuera el contenido de nuestras conversaciones, y a su vez, te daré a conocer sus comentarios y respuestas. Ya desde ahora puedo confirmarte nuestro deseo y disponibilidad para acompañarte y ofrecerte el apoyo pastoral que estés dispuesto a recibir, puesto que, como me has comentado, la solución más profunda a tus dificultades no es económica.

Aprovecho la ocasión para mencionar, además, que hemos tenido noticia que en breve se publicará un libro escrito por una periodista mexicana, sobre temas relacionados con el P. Maciel. Nosotros no hemos tenido contacto con la autora y quedamos a la espera de conocer el contenido del libro. Nos da profunda pena el sufrimiento y daño moral que este escrito pueda causarte a ti, a tus familiares, y también a nosotros. Lamentamos, además, el escándalo público y eclesial que generará.

Te pido una vez más que reflexiones sobre tu postura, y como te he comentado, te reitero que estamos siempre dispuestos a buscar juntos la verdad de esta situación tan dolorosa para todos, las evidencias, así como las mejores soluciones. Este será, sin duda, un proceso difícil que llevará tiempo. Cuenta con mis oraciones por ti y tu familia.

Tuyo afmo. En Jesucristo, P. Carlos Skertchly, L.C.

5 comentarios:

Psique y Eros dijo...

¿Y las obligaciones de derecho natural? Son unos reverendos h.d.p. Lo mismo sucede cuando uno deja el IVE se ha invertido una pila de años en una empresa-asociación, al menos desde el punto de vista natural, y si se decide abandonarla te dejan en pel... en la calle.¿No cabe ninguna obligación de derecho natural?

Teseo dijo...

Mons. Laguna:

es Ud. un vil hombrecillo. Fíjese el lenguaje que usa, el cual, amén de tranferir al prójimo vicios propios, son incapaces de introducir el menor signo de trascendencia.

Habla Ud. en su comentario (la parte que se puede copiar, porque el resto es un bajísi,o insulto) de que la carta en cuestión es de vieja autoría.

¿Me creerá si le digo que caí en la cuenta de ello, introduciendo en el inicio de la misma LA FECHA de autoría?

Dice Ud. "mientras nosotros estamos detrás de un teclado, ellos (IVE) están en todas partes del mundo anunciando el Evangelio".

Digo yo: ¿se puede ser tan iluso de desdeñar la evidencia de tantos ex-sacerdotes que ya no están en todo el mundo, sino perdidos en alguna parte del mismo? ¿De justificar la desaparición sistemática de puñados de "anunciadores de Evangelio" usando como argumento el "altruísmo de la misión apostólica, que nada tiene que ver con el "ite, et evangelizate".

Mons. Laguna, si quiere comentar, hágalo en un clima de respeto y urbanidad.

Y con respecto a su pecadillo, que al parecer son tema de especial predilección en los oscuros ámbitos donde Ud. se mueve) le recomiendo las siguientes lecturas:

http://www.teologoresponde.com.ar/pagpub.asp?page=155

http://www.teologoresponde.com.ar/respuesta.asp?id=483

http://www.teologoresponde.com.ar/respuesta.asp?id=476

Afmo. in Domino.

Theseus

Teseo dijo...

Anónimo de las 16:42:

comprenderá Ud. por qué no puedo publicar su comentario. ¿Verdad?

Anónimo dijo...

Perfectamente. Es sólo para Uds. Muchas gracias.

edmundo_florio@hotmail.com dijo...

Que tema! Desconocia estos entretelones.

No se cual sea la intencion de la Legion en esto, por lo que me permito creer al texto, sin leer entre lineas...faltan elementos.

Pero el pedido del hijo del P. Maciel suena claramente extorsivo...$ 26 millones y callo la verdad?", lo cual no exime a la Institucion de afrontar sus responsablidades, no solo en el orden espiritual.

Muy triste el comentario de P$E...suena a abogado de relaciones laborales...o a sindicalista de Moyano...